fbpx

Historia de la cheesecake: ¡asignatura obligatoria!

La tarta de queso es uno de los postres más conocidos del panorama internacional, así que, como buenos lovers de este postre, conocer la historia de la cheesecake es asignatura obligatoria, sí o sí. De hecho, pocas recetas tienen tanta historia como esta. En la actualidad, este postre se ha convertido en un must en las cartas de los restaurantes de todo el mundo y hay pocas personas que no le hayan dado un bocado.

Venga, ¡quiero conocer la historia de la cheesecake ya de ya!

Tal y como nos contaba La Vanguardia hace un tiempo, se dice que la cheesecake se dio a conocer por primera vez en la antigua Grecia durante la celebración de los Juegos Olímpicos del 776 a.C. y que se añadía a la dieta de los atletas de entonces por su gran aportación energética, resultado de la combinación de ingredientes que lo formaban. La receta se fue difundiendo por Europa cuando los romanos conquistaron Grecia y empezaron a extender su imperio.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX que este emblemático postre cruzó el atlántico y llegó a Estados Unidos. Fue entonces cuando un lechero del otro lado del charco llamado William Lawrence, al intentar copiar una variedad de un queso francés, inventaría uno de los ingredientes principales de su versión estadounidense: el queso crema (que hoy en día conocemos como queso Philadelphia, ya que asociamos el producto a la marca comercial registrada por Kraft Foods).

La receta cuenta con numerosas versiones con chocolate, dulce de leche, distintos tipos de galleta…Y es que, para gustos, ¡los colores! Por eso mismo en ALEXS no solo te puedes dar un buen homenaje goloso con la clásica cheesecake si no que, además, puedes disfrutar de su versión chocolateada.

Ya sabes lo que dicen…una comida sin postre es como un traje sin corbata así que….¡ve reservando mesa y prepárate para poner la guinda al pastel! (nunca mejor dicho)

¿Te gusta el post?

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en WhatsApp
Comparte por mail